sábado, 2 de enero de 2010

Inmunólogo intenta seducir a dos artistas escénicos


Les platicaba que me sentía muy torpe al contar lo que hago en el laboratorio, en buena medida por una desesperanza proveniente del rechazo a esos temas en nuestro medio, como si la naturaleza, vista por la ciencia, fuera intrínsecamente aburrida o de plano antiestética, fea. Una idea que me ha costado muy cara en la vida.

Descubrí después que el asombro y la fascinación que me causa la naturaleza, vista por la ciencia, ha sido motivo de grandes poemas, muchos de ellos en inglés. Los hispanoamericanos hemos sido más lentos en abrevar de la ciencia. Pero de regreso al laboratorio, encontré en una carta vieja de Bonfil una razón para no volver a avergonzarme de lo que hago y para buscar formas elocuentes de explicárselo a los taxistas preguntones y a los amigos. Échenle un ojo. Créanme que hay que aprender a leer la música en la ciencia, tal como aprendemos (unos más, otros menos) a leerla en pentagramas.

De: Martín Bonfil Olivera < > Responder-A: Martín Bonfil Olivera < > Asunto: cita feynman
Te mando la cita que te prometí:

What do you care what other people think? (Fragmento)
Richard P. Feynman

¿Es que nadie se siente inspirado por nuestra imagen actual del universo? Este valor de la ciencia no ha sido cantado por los bardos: sobre este tema tenemos que conformarnos con escuchar no una canción o un poema, sino una conferencia vespertina. Nuestra era no es todavía una era científica.
Tal vez una de las razones de este silencio es que se tiene que saber leer la música. Por ejemplo, un artículo científico puede decir "El contenido de fósforo radiactivo del cerebro de la rata disminuye a la mitad en un periodo de dos semanas". Ahora, ¿qué significa esto?
Significa que el fósforo que está en el cerebro de la rata y también en el mío, y en el tuyo no es el mismo fósforo que estaba ahí hace dos semanas. Significa que los átomos que están en el cerebro están siendo reemplazados: los que antes estaban ahí se han ido.
Así que, ¿qué es esta mente nuestra? ¿Qué son estos átomos con conciencia? ¡Las papas que comimos la semana pasada! Ahora pueden recordar lo que estaba pasando por mi mente hace un año una mente que hace mucho ha sido reemplazada.
Darse cuenta de que lo que yo llamo mi individualidad es sólo un patrón o una danza, eso es lo que significa que uno descubra cuánto tiempo tardan los átomos del cerebro en ser reemplazados por otros átomos. Los átomos entran a mi cerebro, bailan una danza, y luego salen. Siempre hay átomos nuevos, pero siempre bailan la misma danza, recordando la danza de ayer.


A Juan Pablo Sandoval y Josefina Félix Mercado
Cleveland, EUA, sábado 5 de noviembre de 2005 4:58 AM

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada